martes 23 julio 2019

Románico en Cerdeña

Una de las características distintivas de la edad media en Cerdeña es la notable difusión de la arquitectura románica, llegada milagrosamente hasta nuestros días. La dominación pisana y genovesa, combinada con la presencia masiva de las órdenes monásticas derivadas del linaje benedictino, llevaron a la isla trabajadores especializados en estilos y modelos continentales, que se extendían por toda la Europa cristiana. El primer edificio románico de Cerdeña es la basílica de San Gavino de Porto Torres, construida por el juez de Torres, Gonnario Comita, inmediatamente después del cisma oriental de 1054. Más tarde, hubo un gran impulso en la construcción de nuevas iglesias y catedrales, gracias al deseo del Papa de «latinizar» la iglesia sarda. Esto explica el establecimiento de 18 diócesis en toda la isla, con una población muy pequeña, y la concesión de grandes subvenciones para la construcción de la aristocracia judicial sarda. En estas nuevas iglesias y catedrales se hace patente la influencia de los estilos toscanos y lombardos, pero desde el siglo XIV se produjo un proceso de transformación del románico sardo y los primeros contactos con el gótico. Un gótico sardo que, a pesar de la presencia catalana en Cerdeña desde el 1323, influirá de manera predominante en la arquitectura religiosa sarda.

Deja una respuesta