jueves 21 febrero 2019

McLaren Speedtail

La última novedad de McLaren es este deportivo del cual se fabricarán un centenar de unidades. Con un precio de cerca de dos millones de euros ya han sido vendidas todas las unidades que se prevén fabricar.

El Speedtail puede alcanzar una velocidad de 403 km/h, acelera de 0 a 300 km/h en 12,8 segundos.

El chasis, de tipo monocasco, está fabricado en fibra de carbono. El sistema de impulsión es híbrido, con 1.050 caballos. El diseño de la carrocería está inspirado en el de algunos vehículos de competición, que tienen una forma parecida a la de una gota de agua. Es un coche muy largo, con una longitud de 5,14 metros. Las puertas se abren hacia arriba, al estilo «alas de mariposa». Toda la parte superior de la carrocería está acristalada. Parte del vidrio empleado es electrocromático para dejar pasar más o menos luz en el habitáculo. Aunque las cuatro llantas tienen el mismo diseño y son de 20 pulgadas de diámetro delante y 21 pulgadas detrás, el aspecto de las delanteras es diferente al de las traseras porque van coronadas con una cubierta de fibra de carbono que no gira, para reducir la turbulencia en los pasos de rueda. Las ruedas, unas Pirelli P-ZERO, están especialmente desarrolladas para el Speedtail.

Los materiales ligeros están presentes en toda la estructura del coche: la suspensión está fabricada en aluminio y los discos de freno son de tipo carbocerámico. El cuadro de mando apenas tiene mandos. Hay tres pantallas, una de las cuales va centrada delante del conductor, es de mayor tamaño y hace la función de cuadro de instrumentos. Está rodeada por dos pantallas táctiles a la misma altura. Otras dos pantallas adicionales, a mayor altura y en los extremos del salpicadero, hacen las veces de espejos retrovisores. La imagen que muestran procede de dos pequeñas cámaras retráctiles en el exterior. Hay algunos botones en el techo, como los del selector de marchas, el botón que activa el modo Velocity o los alerones (Active Dynamic Panels). McLaren dice que el interior puede ser altamente personalizado con materiales como una piel muy ligera y la combinación de colores que cada propietario desee.

El conductor puede escoger entre varias maneras de conducción. Una de ellas es la manera Velocity, hecha para alcanzar la velocidad máxima. Activándola, la altura de la carrocería desciende 35 mm para reducir la resistencia al avance y las cámaras exteriores se retraen.

Deja una respuesta