martes 21 mayo 2019

LEXUS LC Convertible

La marca automovilística Lexus ha dado a conocer en el Salón de Detroit el que será su próximo deportivo, el LC descapotable, un vehículo que ha captado la atención de todo el mundo del automovilismo, especialmente de los amantes de los vehículos deportivos y los amantes de las motorizaciones híbridas.

El LC Convertible Concept es una muestra de lo que será la línea creativa de la marca para el futuro próximo. El fabricante define su creación como la «belleza definitiva», y es que los diseñadores han disparado directamente a las emociones de los amantes de los cupés descapotables.

El retrato robot de este descapotable desde los 4,77 metros de longitud hasta las grandes llantas de 22 pulgadas o la capota flexible -eléctrica-, que queda ubicada e invisible dentro de un compartimento. Es un deportivo alargado, bajo y esbelto, con una personalidad propia y unas líneas agresivas que dan a entender su músculo deportivo.

En el interior encontramos cuatro plazas (2 + 2) tapizadas en piel blanca con costuras en amarillo y una sensación de calidad en los materiales que el fabricante utilizará para su construcción. Se equipará con una pantalla de gran tamaño para mostrar información y una consola central en forma de cascada.

El Lexus LC Convertible todavía está en fase prototipo (Concept) y una vez entre en producción es probable que se equipe con las motorizaciones que ya son conocidas en la marca. Por un lado, un motor híbrido de 359 caballos de potencia o bien un motor de ocho cilindros V8 de gasolina que entregará 477 caballos, lo que hace que, gracias a la relación entre potencia y peso, no sea difícil imaginar que el acelerador será la clave para llevar a las ruedas un impulso de gran deportividad y del que pocos descapotables en el mercado disponen. No hay duda de que su motor híbrido será el más esperado, no sólo por ser una «especialización» de la marca, sino porque el cien por ciento de las ventas totales de Lexus son de su gama de motores híbridos.

Destacan del diseño la inclinación del parabrisas, los contornos suavizados de la tapa de atrás (donde plegada la capota de lona). La altura es de tan sólo 1,34 metros, elemento que, sumado al frontal afilado, ofrecerá una penetración aerodinámica envidiable.

No es necesario aclarar que estamos hablando de un vehículo de gama alta con un precio que, cuando se produzca y comercialice, puede superar los 150.000 euros por unidad, tomando como referencia las versiones sin capota, cupé, que ya existen en el mercado.

   

Por Moisés Peñalver

Deja una respuesta