sábado 4 julio 2020

EL VINO DE… RAFEL SABADÍ / sommelier

El Empordà es una tierra en constante evolución: los viticultores han ido entendiendo las condiciones geoclimáticas, las variedades autóctonas, la historia y las tradiciones de la zona. Uno de los mejores exponentes de esta nueva hornada de apasionados viticultores es Jordi Esteve, propietario de la bodega RIM, situada en medio del Paraje Natural de la Albera. Su filosofía se basa en un respeto total por la naturaleza y el paisaje, aplica una viticultura de mínima intervención y da un protagonismo absoluto a la viña.

Contraban es un homenaje a un estilo ancestral, llamado clarete y está elaborado con viñas históricas, cultivadas en terreno pizarroso de los dos lados de la sierra de la Albera. Por un lado, garnacha tinta y algo de muscat de Rabós d’Empordà y, por la otra, garnacha tinta de Banyuls, propiedad de la bodega Yoyo, en la región del Rosellón. Un vino brillante, que cuesta definir, ya que no es el típico vino rosado, y debido a su frescura y notas cítricas nos recuerda más a un vino blanco, pero que posee el alma de un vino tinto. Menos mal que todavía hay gente valiente, que arriesga y nos permite descubrir otro Empordà. ¡Bravo, Jordi!

 

 

Bodega: RIM

Municipio: Rabós d’Empordà

Año: 2019

Variedad: garnacha negra, muscat

Grado: 13% vol.

PVP: 16 €

Deja una respuesta