sábado 16 noviembre 2019

EL VALLE DELS MOLINS, el ecosistema en ebullición cargado de vida y personalidad

EL VALLE DELS MOLINS, el ecosistema en ebullición cargado de vida y personalidad

Texto, Narcís Mir – Fotografías, Jordi Mas

La riera de Romanyà inicia una trayectoria de bajada desde las crestas interiores del macizo que llega hasta encontrarse, e incluso acariciar, la riera de Calonge a la altura de la villa. A pesar de que esta es una zona conocida por mucha gente, hay que destacar que a lo largo de su recorrido se va conformando un estrecho valle que tiene un alto valor ecológico. La presencia muy abundante de puntos de agua ha hecho que se encuentre una elevada biodiversidad, tanto vegetal como animal. Un valle que es muy recomendable para caminar, sin hacer mucho esfuerzo, con un fácil acceso. Vale la pena dejarse llevar desde el inicio del recorrido, donde encontramos el interesante puente colgante, rodeado de una ebullición de vida que conforma una personalidad especial.

En el valle dels Molins se puede hacer un recorrido que pasa por lugares tan interesantes y a menudo desconocidos como son el puente colgante, el molino Mayola, la roca Miquel, el vizcondado de Cabanyes, el molino de las rocas, el bosque de ribera, el molino Cremat, el molino de Lluís, el molino de Mesamunt y el pozo de hielo. Un recorrido que se puede hacer en poco más de un par de horas y que te adentra en un espacio boscoso que cambia de color cuando llega el otoño y que está cargado de senderos que te traslada a épocas pasadas.

Finalmente, por si está interesado en conocer más aspectos sobre el valle, hay editado un libro de la colección «Descubre Calonge y Sant Antoni» que lleva por título El valle dels Molins: el sendero del agua, en el que se recogen todos estos espacios con una cuidada descripción.

   

Deja una respuesta