lunes 17 junio 2019

El castillo de Sant Pere, de Ribes de Freser

El castillo de Sant Pere es una fortaleza del siglo XI construida con un objetivo estratégico: controlar la frontera entre el condado de la Cerdanya, al que pertenecía, y el de Besalú. A lo largo de toda su historia, la fortificación siempre ha tenido una función defensiva, que ha servido en diferentes guerras y conflictos territoriales que han tenido lugar en la zona del valle de Ribes, desde la Edad Media (en la que, en el siglo XV, adquirió su fisonomía definitiva) hasta el siglo XVII, cuando se hicieron las últimas intervenciones para la guerra con Francia. Después de la guerra, con la pérdida de la Catalunya del Norte a raíz del tratado de los Pirineos (1659) y debido a los conflictos con Francia durante la segunda mitad del siglo XVII, el castillo fue destruido.

La Diputació de Girona y el Ayuntamiento de Ribes de Freser han recuperado esta fortificación, que hasta ahora los visitantes de la población prácticamente desconocían. La restauración ha sido ambiciosa, con la voluntad de asegurar la conservación del conjunto y adecuarlo para ser visitado, con un itinerario que se ha adaptado a la orografía y que mantiene los recorridos originales del castillo.

Deja una respuesta