martes 23 julio 2019

Castell d’Empordà, el secreto mejor guardado

El propietario de Castell d’Empordà, el holandés Albert Diks, aún recuerda cuando de niño veraneaba en Catalunya y como le fascinaban los castillos medievales que encontraba en nuestra tierra.

Su sueño siempre había sido tener un castillo, sueño que se hizo realidad en 1999 cuando compró el Castell d’Empordà, un impresionante castillo del siglo XIV que convirtió en un hotel de 4 estrellas y dos restaurantes de alta gastronomía.

En el Castell d’Empordà, sin embargo, la gastronomía es la reina: por un lado, tenemos el restaurante Drac, un espacio de alta gastronomía recomendado por la Guía Michelin.

Aquí, el chef Robin Blaauw, nacido hace 27 años entre fogones, hace su propia interpretación de platos clásicos con productos de km 0, locales y de temporada.

Pero eso no es todo. El Castell d’Empordà también cuenta con una opción de menú diario por 25 €, de lunes a domingo, el Tres Margarit, un restaurante moderno, divertido y accesible con platos sencillos hechos con ingredientes de primera calidad.

Aquí, Robin Blaauw ha creado, junto con el famoso chef Alain Caron, un fantástico menú de diferentes sabores y platos para compartir cocinados a la parrilla Josper.

Si después de una buena comida queremos seguir disfrutando del entorno, el Castell d’Empordà ofrece alojamiento de lujo, servicios exclusivos para el huésped, unas vistas impresionantes del Empordà y habitaciones de decoración moderna respetando la historia y el pasado de este lugar.

En el castillo, además, se celebran bodas y todo tipo de eventos privados exclusivos con la garantía que da saber que ha sido seleccionado como uno de los mejores 15 lugares de Europa para casarse.

Deja una respuesta