sábado 19 septiembre 2020

Can Castelló elabora en Girona xuixos de quinta gamma en el nuevo y único obrador especializado del mundo

Can Castelló elabora en Girona xuixos de quinta gamma en el nuevo y único obrador especializado del mundo

La pastelería Can Castelló de Girona está en proceso de crecimiento. Hará llegar sus xuixos en Andalucía, la zona de levante y la zona del centro del Estado Español y abre también mercado en Lleida, puesto que es la única demarcación catalana donde todavía no vende.

Además, Can Castelló ya ha empezado a comercializar xuixos elaborados de forma artesanal pero congelados a otros países como por ejemplo el Reino Unido (el restaurante del chef Paco Pérez en Manchester) o a un establecimiento de Berlín (Alemania). Y también quieren comercializarlos en el sur de Francia. En estos momentos, Castelló elabora unos 1800 xuixos cada día y de aquí a pocos días prevé llegar a los 2000 diarios “porque tendremos dos distribuidores más en Barcelona”.

Después de elaborar los xiuxos en un espacio compartido, Julià Castelló y Pilar Campos, hace un par de años, abrieron un obrador a Girona, el único en el mundo que se dedica a la elaboración exclusiva de los xiuxos. En este obrador, actualmente trabajan seis personas, pero el copropietario de la empresa, Julià Castelló, no descarta tener que contratar al menos uno más. El obrador está situado en la zona del Eixample de Girona, en unas instalaciones de 120 metros cuadrados.

El fabricante de xuixos vende su producto a pastelerías, panaderías y otros establecimientos de alimentación, pero también a los restauradores, puesto que “después de dos años de investigación” han preparado de quinta gamma, totalmente acabados y congelados. Este hecho permite a los restauradores y tenderos poderlos servir descongelándolos previamente o con una mínima regeneración. “Les ofrecemos un producto totalmente acabado y congelado a punto para servir, pero si lo consideran oportuno pueden darle una mínima regeneración pasándolo por el horno, grillo, paella o a la brasa”, afirma Castelló.

Actualmente, no disponen de una tienda física de venta, pero a través de su web, www.xuixocastello.com, indican donde se pueden comprar los xuixos.

Julià Castelló pidió los gerundenses “pedagogía” para reconocer un xuixo muy elaborado y distinguirlo de los industriales. Según el empresario, la intrusión de los dulces industriales ha hecho que el producto se devaluara porque estos no ofrecían la calidad de los originales. De hecho, Castelló explicó que la masa del xuixo es “muy difícil de hacer y muy delicada”, puesto que se asemeja mucho a la pasta de hoja, pero lleva levadura y esto hace que se rompa muy a menudo. Por este motivo los industriales utilizan otro tipo de pasta e inyectan la crema. En el caso de Castelló han apostado para mantener “prácticamente” la misma receta durante 120 años.

      

Deja una respuesta